Viva la vida

Entrada dedicada a todas las personas especiales para mí, pero sobre todo para una. 


Hoy es uno de esos días en los que la vida me parece perfecta. El cielo está cubierto y es más gris que azul, y los pajaritos no cantan mucho, pero no importa. A mí al menos no me importa.

Sentada sobre una manta en la hierba, con un portátil prestado y rodeada de algunas de las mejores personas del mundo, soy completamente feliz y también me siento completa. Así que, mientras los demás terminan de comer, me he puesto a reflexionar sobre mi vida. Sobre la vida en general.

¿Os dais cuenta de que nos pasamos la vida en busca de la felicidad? Y no me digáis que no, porque en el fondo, el objetivo de todo ser humano es ser feliz, aunque cada uno busca la felicidad a su propia manera. Pero sinceramente, creo que buscamos algo que ya tenemos, aunque somos inconscientes de ello.

Porque, aunque es un tópico, la felicidad está en las pequeñas cosas: en los momentos que compartimos con los amigos y la familia, en los besos, en las sonrisas, en las miradas y en las carcajadas. La felicidad está en leer un buen libro, en inventar historias imposibles junto a tus amigas y en cantar a voz en grito por la calle canciones que tú misma has inventado.

Solo que a veces no aprovechamos lo suficiente esos momentos y no los valoramos todo lo que merecen. Valoramos y aceptamos a nuestras amistades, pero a menudo no nos damos cuenta de lo mucho que nos dan, de que un buen amigo tiene la clave de nuestra felicidad y nosotros tenemos la suya.
Espero que no conozcáis de primera mano la sensación de no tener a nadie junto a ti, a ningún amigo que te saque una sonrisa a base de cosquillas y tonterías. Porque, si no le importas a nadie, ¿existes realmente? Existes, supongo, pero a la forma en la que existes no se le puede llamar vida, porque no lo es. Es una sombra de la vida, porque por encima de todo lo que necesitamos es gente que nos quiera a nuestro alrededor.
Por todo esto, mi reflexión es que debemos dejar de buscar tanto la felicidad y disfrutar de todo lo que ya tenemos, debemos sacar sonrisas a los que nos rodena y reírnos con ellos. Debemos disfrutar de la vida.

Y yo, queridos lectores y lectoras, es lo que voy a hacer ahora mismo, disfrutar del tiempo en compañía de las mejores personas que puedo imaginar.

Besos y abrazos,

Ángela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada