Reseña: La Emperatriz de los Etéreos


¡Hola Cazadores!

Tras una ausencia temporal debido a las muchas cosas que hacer y al poco tiempo del que dispongo, al fin he vuelto, con la esperanza de poder actualizar más a menudo (deseadme suerte :P).

Hoy vengo con la reseña del mes de Febrero adjudicada por La Casa de las Profecías, que por cierto va especialmente dedicado al signo Piscis. Espero que os guste y que os animéis a comentar (porfis, que me encanta que comentéis ;)



Título: La emperatriz de los etéreos

Autora: Laura Gallego García
Editorial: Alfaguara
Nº de páginas: 312
ISBN: 978-84-204-1474-4
Precio: 14.95€



Sinopsis:
Cuentan que más allá de los Montes de Hielo, más allá de la Ciudad de Cristal habita la Emperatriz de los Etéreos en un deslumbrante palacio. Dicen que es tan bella que nadie puede mirarla sin perder la razón. Solo los más osados intentan llegar hasta ella. 
Bipa no cree en los cuentos de hadas. No le interesa nada más a llá de las cuevas donde vive su gente. En cambio, su amigo Aer, el hijo del extranjero, parece que cada vez se aleja más de la realidad y va dejándose absorber por el brillo de la estrella azul... donde dicen que vive la Emperatriz de los Etéreos. ¿Por qué quiere partir si en el exterior sólo hay hielo y, al parecer, lo único que se encuentra es la muerte?Cuando Aer desaparece rumbo al Palacio de la Emperatriz, Bipa se ve obligada a ir tras él para devolverle a casa. Lleva consigo el Ópalo que le ha prestado Maga, la chamana de la tribu, un colgante que la protegerá del frío y repondrá sus fuerzas. Además, enseguida se sumará a su expedición Nevado, un silencioso gólem de nieve que la ayudará a afrontar los peligros.Durante su intensa búsqueda de Aer, Bipa se afirmará en su propia identidad, la única arma que posee frente a la negación de la naturaleza, que sólo conduce a la muerte.

Opinión personal: 

Desde que hace algunos años, leí uno de los libros de Laura Gallego he tenido "miedo" de empezar cualquier libro suyo. Ya desde el primero tuve las expectativas muy altas en lo que a los libros de esta autora se refiere y lo cierto es que Laura Gallego rara vez me decepciona. Estoy contenta de poder decir que La Emperatriz de los Etéreos no ha sido una excepción en absoluto, aunque tampoco sea mi favorito de los que tiene. 

La historia comienza con una especie de introducción que sirve para situarte un poco. Esta "introducción" de la que os hablo sucede unos año antes del comienzo de la historia en sí, y nos explica como son las cosas, nos señala el lugar donde todo comienza (respecto al cual aún a día de hoy tengo dudas) y empieza a perfilarnos a los personajes principales. Ahora que estamos con esto, aprovecharé para hablaros del marco y de la situación inicial.

La historia es la historia de un viaje, con lo que se desarrolla en varios lugares diferentes. Uno de los que más llama la atención es el poblado donde Bipa y Aer viven. Se trata de un lugar sin viviendas como tal, ya que la gente vive en cuevas y desarrolla la mayor parte de su vida en un entorno subterráneo para protegerse del clima cruel de un planeta que no conoce el calor del sol. Al principio, esto de las cuevas me llevó a pensar que se trataba de una sociedad más bien prehistórica, pero luego, según fui avanzando en la lectura, me di cuenta de que no podría estar más equivocada. Y bueno, aún no sabría deciros en que época se basó la autora para definir el entorno de este libro. Personalmente, creo que es una mezcla de varias épocas y entornos, lo que quita muchísimas trabas a la hora de escribir, ya que puedes elegir lo que más te interese en cada momento. Eso no hace en absoluto la lectura más confusa, si no que le da un poco de cambio y a mí por lo menos me entretuvo bastante.
"- He tachado de locos a los que viven en esta casa. Pero yo he dejado todo atrás para tratar de recuperar al loco más loco que he conocido jamás. ¿Quién es el más loco de los dos?"
La emperatriz de los Etéreos es una aventura, sí, pero no en el modo en que más comúnmente la imaginamos ya que no rebosa acción por los cuatro costados, ni nada por el estilo. Tiene sus momentos, pero eso no es lo principal, que en mi opinión son los cambios que se van produciendo en Bipa, protagonista indiscutible, y como ella acepta sus nuevas realidades y se amolda a ellas como mejor puede. 

Una de las cosas que me gustan de la literatura de Laura Gallego es su gran habilidad para incluir muchas descripciones, con lo que te imaginas la historia perfectamente, sin resultar aburrida y manteniendo el interés en todo momento. Al principio, el primer capítulo más o menos, se me hizo un poquito pesado pero si os pasa yo recomiendo seguir leyendo, porque realmente merece la pena.

No tengo demasiado que decir sobre la historia en sí, ya que principalmente narra el viaje de Bipa y como va aprendiendo en el camino, sobreponiéndose a los obstáculos y comprendiendo su mundo un poquito mejor. Hablo tanto de Bipa porque Aer, el otro personaje con un peso importante en la historia, está más en espíritu  que otra cosa, y no aparece demasiado.

En fin, pasemos a los personajes.

Bipa me encanta. Tiene un carácter muy fuerte y es de ideas fijas. Además, es muy lógica y siempre parece encontrar argumentos a su favor. Supongo que eso va incluido en la parte de que es muy lógica. Me gusta porque no cae en las tentaciones a pesar de las muchas que tiene a lo largo de su viaje, y siempre está ahí para seguir buscando a Aer, porque aunque solía discutir con él, eso había creado un vínculo entre ambos y ella en el fondo le apreciaba y sentía que era necesario no solo en su vida, si no también en la de toda su comunidad. Además, aunque a veces es un poco terca, no se cierra a las filosofías ajenas si ve que merecen la pena, y sabe aprender de los que son más sabios que ella.
"Vivir la vida, eso no tiene precio. Quien no haya pasado nunca frío no apreciará el valor de una hoguera. Quien nunca haya llorado no disfrutará de los momentos de risas. Quien no haya pasado hambre no valorará un plato de estofado caliente. Quien no conozca la muerte no sentirá amor por la vida. Esto es lo que Maga me enseñó."
Luego tenemos a Aer, que es todo un soñador. Es uno de los personajes principales porque su recuerdo siempre está ahí, y Bipa (desde cuya perspectiva se lee todo el libro) piensa mucho en él (no en vano se alejó de la seguridad de su amado hogar para perseguirle y traerle a casa de las orejas). Sin embargo, a mí me parece un personaje un poco plano, porque no cambia demasiado a través de la historia. Aún así me gusta, porque, como soñadora profesional, me siento un poco identificada con él en ese aspecto. Además, sus conversaciones con Bipa son inigualables, y le dan mucha chispa al comienzo del libro (cuando ya son adolescentes los dos).

Los demás personajes están ahí, pero casi no merece la pena mencionarlos, ya que es un viaje y no se entretienen demasiado con nadie. Aunque está la misteriosa Emperatriz de la que podríamos hablar largo y tendido... Pero sería dar demasiados spoilers a los que aún no han leído el libro. Solo diré que la historia de La Emperatriz me tenía fascinada al comenzar el libro, y que me gusta el paso paulatino del mito a la realidad que hace la autora. 

Al margen de todo esto, me quedaré con una última frase que define una de las cosas que más me ha gustado: como Bipa persigue lo que quiere y lo consigue, y como Aer se da cuenta de lo que en realidad es más importante, más allá de sus sueños.
"- Porque te quiero, estúpido."
¿Hacen falta más razones que ésta para hacer un viaje como el que hizo Bipa? Ay, lo sé, soy una romántica pastelosa empedernida, pero no puedo evitarlo.

Por último, os diré que el final concluye con todos los puntos importantes de la historia, aunque es un poco abierto y os dejará con ganas de más. Espero que os haya gustado mi reseña y que os animéis a leer el libro :)

Puntuación: 3'5/5

Besazos,


Ángela

1 comentario:

  1. Leí hace mucho tiempo este libro pero lo recuerdo con un cariño especial, a pesar de que había partes en las que incluso era algo lento.
    Me encantan Bipa (es una luchadora) y Aer, pero éste último a veces me sacaba de mis casillas, de verdad, yo soy Bipa y ya se ha ido a freír espárragos mucho antes.

    El final a mí me pareció perfecto, ¡cargadito de acción!
    Besos

    ResponderEliminar